www.estiloysalud.es
'Una vacuna más, una gripe menos'
Ampliar

'Una vacuna más, una gripe menos'

viernes 16 de octubre de 2020, 16:39h

Escucha la noticia

Empieza la campaña de vacunación de la gripe. ¿Por qué? ¿Para quién? ¿Desde cuándo? ¿Dónde? ¡Te contamos todos los detalles!

Con la pandemia por COVID-19, es importante la vacunación de gripe en la población más vulnerable y sus contactos, para reducir las complicaciones causadas por ambas enfermedades y evitar la sobrecarga en el sistema sanitario.

¿Por qué vacunarse?

Con la llegada del otoño y el invierno hay una elevado incidencia de gripe, infección respiratoria causada por un virus y este año convive con la COVID-19, con síntomas como la fiebre, la tos, la fatiga o el dolor de cabeza comunes en ambos. Aún no hay vacuna para la COVID-19, pero si para la gripe y, según el Ministerio de Sanidad y la Organización Mundial de la Salud, siendo la medida más eficaz para prevenir esta enfermedad y sus complicaciones.

Con el objetivo de evitar colapsos sanitarios debido a la pandemia, este año la campaña de la vacuna de la gripe se va a adelantar unas semanas, como ha anunciado el ministerio. En Cantabria, Aragón, Galicia, Castilla y León, Navarra, La Rioja, Euskadi y la Comunidad Valenciana la vacunación comenzó el pasado 5 de octubre. Esta semana comenzó la vacunación en Asturias (el martes 13), Cataluña (entre el 15 y el 19), la Comunidad de Madrid (el miércoles 14), Castilla-La Mancha (el 14), Extremadura (el 13), Murcia (el 13), Andalucía (el 14), Canarias (el 15), Baleares (el 13) y Ceuta (el 14). La fecha de inicio de la vacunación en Melilla aún no está confirmada.

¿Por qué este año empieza antes la campaña de vacunación?

Debido a la posible coexistencia de la gripe con la COVID-19 para proteger a los más vulnerables e intentar prevenir la saturación del sistema asistencial.

¿Dónde tiene que ir una persona para vacunarse de la gripe?

  • La población podrá recibir las vacunas en su centro de salud o centro sanitario habitual.
  • En los centros para la atención de personas mayores la vacunación se realizará por medio de la red de Atención Primaria en colaboración con el personal sanitario de cada institución.
  • También se podrá vacunar en los centros hospitalarios a enfermos cuyo ingreso coincida con la campaña de vacunación.
  • El personal sanitario y otros profesionales incluidos en la población diana (trabajadores sociales, policía, etc.) recibirán la vacunación a través de sus centros de trabajo, al igual que otros trabajadores a los que sus mutuas laborales y servicios de prevención laboral les ofrecen la vacuna antigripal.
  • La vacunación se hará a través de la petición de cita previa en el centro de salud correspondiente.
  • Se recomienda que las peticiones se hagan de forma escalonada a lo largo de la Campaña, favoreciendo así un uso racional y adecuado de los servicios asistenciales sanitarios.

¿Quién tiene que vacunarse?

Las personas incluidas en la población diana, además cabe recordar que las vacunas a emplear en la campaña tienen carácter gratuito y su aceptación es voluntaria.

  1. Personas a partir de 60 años. Se hará especial énfasis en aquellas personas mayores de 65 años, que conviven en instituciones cerradas o con un riesgo mayor de complicaciones.
  2. Personas menores de 60 años que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe:
    1. Niños/as ≥6 meses y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas o respiratorias (incluida displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma).
    2. Niños/as ≥ 6 meses y adultos con:
      • diabetes mellitus y otras enfermedades metabólicas
      • obesidad mórbida (índice de masa corporal ≥40 en adultos, ≥35 en adolescentes o ≥3 DS en la infancia)
      • enfermedad renal crónica y síndrome nefrótico
      • hemoglobinopatías y anemias
      • trastornos de la coagulación
      • hemofilia y trastornos hemorrágicos crónicos, así como receptores de hemoderivados y transfusiones múltiples
      • asplenia
      • enfermedad hepática crónica, incluyendo alcoholismo crónico.
      • enfermedades neuromusculares graves
      • inmunosupresión (incluyendo las inmunodeficiencias primarias y la originada por la infección por VIH, fármacos –incluyendo tratamiento con eculizumab- o en receptores de trasplantes)
      • cáncer y hemopatía malignas
      • implante coclear o en espera del mismo
      • fístula de líquido cefalorraquídeo
      • enfermedad celíaca
      • enfermedades inflamatorias crónicas
      • trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva: síndrome de Down, demencias y otras
    3. Niños/as y adolescentes, de 6 meses a 18 años, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetil salicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye tras la gripe.
    4. Residentes en instituciones cerradas, de cualquier edad a partir de 6 meses.
    5. Embarazadas en cualquier trimestre de gestación y durante el puerperio (si no se han vacunado duraante el embarazo).
    6. Menores entre los 6 meses y los 2 años de edad con antecedentes de prematuridad menor de 32 semanas de gestación.
  3. Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones:
    1. Personal de centros, servicios y establecimientos sanitarios, tanto de atención primaria como especializada y hospitalaria, pública y privada, así como personal de oficinas de farmacia. Se hará especial énfasis en el personal que tienen contacto mantenido con pacientes de los grupos de alto riesgo anteriormente descritos.
    2. Trabajadores de instituciones sociosanitarias (profesionales sanitarios y no sanitarios): geriátricos, centros de atención a minusválidos o centros de cuidados de enfermos crónicos, especialmente los que tengan contacto continuo con personas vulnerables.
    3. Estudiantes en prácticas en centros sanitarios.
    4. Personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o mayores (definidos en los apartados 1 y 2).
    5. Personas que conviven en el hogar, incluidos niños/as a partir de 6 meses, con otras que pertenecen a algunos de los grupos de alto riesgo (citados en el punto 2).
  4. Otros grupos en los que se recomienda la vacunación:
    1. Personas que prestan servicios esenciales para la comunidad: policía, bomberos y protección civil.
    2. Personas que trabajan en emergencias sanitarias.
    3. Personal de instituciones penitenciarias y otros centros de internamiento por resolución judicial (incluyendo centros de acogida de inmigrantes).
    4. Residentes en instituciones penitenciarias y centros tutelares de menores.
    5. Trabajadores de centros educativos.
    6. Personas con exposición laboral directa a aves domésticas o a cerdos en granjas como en explotaciones avícolas o porcinas y también a aves silvestres. La finalidad es reducir la oportunidad de infección concomitante de virus humano y aviar o porcino, disminuyendo así la posibilidad de recombinación o intercambio genético entre ambos virus.

¿Por qué tienes que vacunarte? ¿Es segura la vacuna?

La gripe es una enfermedad infecciosa aguda altamente contagiosa. Se transmite fácilmente al toser, estornudar o mediante las secreciones nasales.

Cualquier persona puede tener gripe y generalmente se recupera en una semana sin necesidad de tratamiento o cuidado hospitalario. Sin embargo, en ocasiones, la gripe puede complicarse e incluso producir la muerte.

Estas complicaciones son especialmente graves en personas de alto riesgo como son los ancianos; también los niños, jóvenes y adultos con enfermedades crónicas pueden sufrir una descompensación o reagudización de su patología.

La gripe durante el embarazo también puede causar complicaciones. Si te vacunas, te proteges a ti mismo y evitas contagiar a los que te rodean.

¿Es segura la vacuna?

Sí. La vacuna antigripal se prepara con virus muertos por lo que no pueden causar gripe. La vacuna antineumocócica tampoco puede causar la enfermedad. En algunas ocasiones se pueden producir problemas leves como molestias locales en el lugar de inyección y/o fiebre.

La posibilidad de que ocurra una reacción grave tras la vacunación es extremadamente baja y siempre mucho menor que las posibles complicaciones de la enfermedad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios