www.estiloysalud.es
La falta de hidratación en verano favorece la formación del cálculo renal
Ampliar

La falta de hidratación en verano favorece la formación del cálculo renal

Una adecuada hidratación en verano no sólo es necesaria para para mantener un correcto equilibrio hídrico, es decir, compensar las pérdidas y satisfacer las necesidades de agua para que el organismo funcione correctamente, sino también para reducir la formación de cálculos en el riñón o litiasis urinaria. Una patología que supone el tercer motivo de consulta en Urología y cuya incidencia aumenta durante el periodo estival.

El doctor Miguel Sánchez Encinas, jefe del Servicio de Urología del Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles, integrado en la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid, afirma que “si en verano no se aumenta la hidratación, el incremento de las pérdidas de agua por la sudoración produce una sobresaturación de cristales en orina que favorece el riesgo de precipitación y, por lo tanto, la formación del cálculo”.

Tanto la dieta como la hidratación son factores determinantes en esta patología, cuya prevalencia es del 5 por ciento y se produce entre los 30-50 años. “Las dietas ricas en sal favorecen una eliminación excesiva del calcio y, por lo tanto, un incremento del riesgo de cristalización y precipitación favoreciendo la formación de la litiasis. Por otro lado, las dietas hipercalóricas e hipeproteícas se asocian significativamente con la incidencia de la litiasis.

Por tanto, una adecuada hidratación, disminuir la ingesta de sal y reducir el consumo de proteínas animales son medidas comunes para hacer frente a todos los tipos de litiasis”, recuerda el doctor Miguel Sánchez Encinas.

Los síntomas

En cuanto a los síntomas, el especialista en Urología afirma que “el más frecuente es el dolor de tipo cólico en la zona lumbar, irradiado hacia la región inferior del abdomen con náuseas y vómitos asociados, o no, a un incremento de la frecuencia miccional y sangre en orina (hematuría), principalmente”.

A la hora de abordar la patología “debemos distinguir el tratamiento de la fase aguda como sucede con el cólico renoureteral y tratarlo mediante analgésicos e hidratación. Como tratamiento definitivo del cálculo existen dos opciones, bien mediante su fragmentación de forma externa con litotricia por ondas de choque o en quirófano accediendo a la vía urinaria (uréter o riñón) con endoscopia. Por último, se puede hacer prevención recidiva mediante la corrección de los trastornos metabólicos de base si existen como elevación del ácido úrico en sangre u orina, excreción en exceso de calcio en orina, etc”, concluye el doctor Miguel Sánchez Encinas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Estilo y Salud
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.